domingo, 25 de junio de 2017

LUNA MUJER





Noches de luna...
 Y  descubrir tu cuerpo 
en la reja de luz 
de la persiana.
Noche de luna... 
Y sentir los latidos 
de un corazón 
entregado o rendido. 
Noche lunada...
Sorprender extasiado
el enredo del vello 
de tu dorado pubis
y en sus hilos de seda
admirar a la luna 
brillando en mi saliva.
Alma de luna...
Temblorosa y cautiva,
recorrer dando besos
cada palmo de piel.
Me imaginaba que era... 
Como un caracol 
tras la lluvia de abril,
recorría baboseando
toda tu anatomía;
y me paraba a oler 
el perfume del sexo,
subía olisqueando 
tu cuerpo y sentía 
el calor de tu sexo 
en mi pecho y enterrado 
en tu cuerpo… Moría.