martes, 11 de marzo de 2014

EL OLVIDO


En un país llamado España, las cunetas… Todos sabían que era tierra sagrada y todos callaban.
En un país llamado España, las cunetas y todos sabían… Todos menos los niños, que ajenos, jugábamos a revolcarnos en primavera, y hacíamos guirnaldas de amapolas y margaritas trenzadas con las esparragueras. Las niñas, mas curiosas que nosotros se paseaban con las flores adornando su límpida y radiante cabellera.
En España, en las lindes de caminos y veredas, se oculta un pasado incómodo… Fue la fosa más común de una generación ilusionada y generosa. Cuando la lluvia empapa caminos e inunda esas cunetas, está limpiando poco a poco la barrera que oculta la memoria.
Pasada la tormenta, sopla el viento… Habla a través de las calaveras de una generación que quiso cambiar el mundo.
En un país llamado España, llegará el día, que se pondrá el nombre a los generosos dueños, de todas esas flautas de hueso.