viernes, 10 de junio de 2016

UN DIA DE ESTOS...





La tristeza no es triste, la tristeza es sentimiento vivo; la tristeza recorta y aúna lo importante, todo aquel que resiste adora su tristura, la tristeza modela un buen carácter, los poetas navegan con frecuencia en esas aguas lentas, la tristeza es la amiga callada de los que sienten el pulso de la vida. 
Lagrimas, el cielo ceniciento se prepara para que soplen la humedad de esos aires de la desesperanza... Si el mundo se acabara ahora mismito, no alteraría mi espacio, me quedaré sentado en mi sillón preferido, ensimismado  y feliz por lo vivido; no es que me sienta realizado, es que no lo necesito, total para seguir buscando"… Soy tan pretérito que ya solo me gustan (animan) los imposibles.
Caminaré las calles solitarias y me perderé en la niebla, una vez ya fui un hombre perdido y triste, llorando por no saber quien era sin consuelo; pero ahora, me perderé a conciencia. Dicen que quien canta su mal espanta… Yo, cantaba hasta dolerme la garganta. 
Tan lejos de mi casa estoy casi perdido, nadie sabe quien soy y no me reconozco ¿Donde estarán aquellos que sabían de mi suerte? Vómito negro y purgante amargo, como naufragues te espera agua salada hasta saciarte... Universal emético.