viernes, 29 de julio de 2016

SAYONARA BABY



Porque entre otras cosas,
un día estaré muerto; 
en el tiempo pasado, 
 los caminos recorridos, 
en los hijos, en la familia, 
y en ti amor mío... 
Aún espero estar vivo.

Un día estaré muerto,
ya será tarde
para lo que sea posible: 
para algún buen poema, 
para comerte a besos, 
y sobre todo amiga mia;
para cualquier principio.

Un día estaré muerto,
no existirán dilemas 
como si todo existe 
porque yo lo he vivido;
ya estará todo dicho
y si leen este poema, 
recordaran conmigo 
un trozo de mi alma.

Un día estaré muerto,
en lo oscuro y abstracto
intento descubrir 
como me sentiría… 
Apagado, disperso,
como esas hojas secas 
que el viento del otoño 
hace rodar erráticas; 
desangelado y triste, 
sin botes salvavidas 
que me traigan de vueltas
o me guíen a otras playas.
En ese laberinto 
de oscuridad constante, 
ya nunca más habrá 
un horizonte vivo; 
y tendré que existir
dentro de lo insustante.

Un día estaré muerto, 
menuda la pena 
que ha de sentir 
quien ha sido un segundo
una estrella radiante. 
Un día estaré muerto… 
Pero más reposado, 
pienso entre otras cosas; 
que así desaparece 
lo que por siempre ha sido.


miércoles, 27 de julio de 2016

QUIEN NO...


Te lo juro... ¡La última vez que salgo a flote de un naufragio!  Yo, como el de Frankenstein, estoy hecho de trozos de vosotros. Soy como "el tío del saco", solo que en vez de chiquilla que de el cante, colecciono preguntas:
¿Quién no ha querido dejar alguna huella?
¿Quién no sintió que era manejado como una marioneta?
¿Quién no tuvo en vez de neuronas pájaros en la cabeza?
¿Quién no sopló con ganas la luz de una candela para provocar un huracán en cualquier parte?
¿Quién no usó una mascara para pasear y que te vieran de mejor cara?
¿Quién no miró unos ojos cándidos y desvió la mirada por vergüenza?
¿Quién no mintió para sentirse amado o mintió por no hacer daño?
¿Quién no pensó que su vida era una tragedia?
¿Quién no daría la vida por sus hijos y quién no mataría a quien les hiciera daño?
¿Quién no coleccionó mariposas vivas en un tablón de corcho?
¿Quién no deseó volar… Al mirar como vuelan las aves?
¿Quién no deseó perderse en el mar de unos ojos bonitos?
¿Quién no pensó “aunque la mona se vista de seda…”?
¿Quién no rezó a algún dios a sabiendas que no sería escuchado?
¿Quién no cerró los ojos al besar a una chica bonita?
¿Quién no temió morir y quién no deseó estar muerto… Cuantos morimos de verdad?
¿Quién cuando estuvo triste no deseó que su madre le cantara una nana?
¿Quién no se sintió pequeño ante la naturaleza?
¿Quién no deseó mirar por el ojo de una cerradura?... Y por ultimo para no fatigaros
¿Quién no pisó una mierda y dijo ¡Mierda!?