sábado, 1 de abril de 2017

DECIR AMIGO





Echar un cable, un cabo marinero, una mano o un capote torero... ¡Ojalá tengas siempre a tu lado a un amigo!
Yo, que veces me mato mirándome al espejo; no intuí que estuvieras exorcizando miedos.
En el rincón del miedo, en la esquina donde el púgil valora si merece la pena seguir o tirar la toalla, todo es un caos de gritos y consejos; pero para el luchador todo es silencio, un vals muy lento y quizás un zumbido... ¿Escupir al espejo? ¿Introducir la mano en ese espejo y arrancar el corazón al reflejo del retrato de Dorian?
... Cierra los ojos y solo por un momento, deja la lata de los gusanos quieta… Abre los brazos como si fueses el hombre de goma y... En un abrazo, abarcas todo el tiempo, toda tu genealogía y todo lo que te hace tú... Una vez convertido en el sol, deja que giren los planetas y que suene la música de esa caja de sueños que eres… Luego, oirás el cli-clan de la campana que anuncia un nuevo asalto... Y ya sabes.