sábado, 27 de mayo de 2017

ESTRELLA DESEO


Pensar en lo pasado es añoranza inútil, pensar en un futuro es impaciencia ciega, vivir cada momento como si fuera el último… Tengo ganas de cultivar de nuevo los gusanos de seda, ir a buscar morera a los muritos y dejarlas colgando dentro de la humedad oscura del pozo encalado por fuera de mi casa.
Me Provocabas tanto amor que me importaba un ardite que no me quisieras nada. De hecho, hoy, casi prefiero que no me quieran nada, eso me da la libertad de querer al mundo entero… Fin de semana, sábado de mañana; me muero un poco.
Entonces parecía tonto… ¿Cuantas noches de insomnio habré intentado dominar el deseo de accionar la llave de la luz y acabar con la angustia? Ojos cerrados, en vano intento conciliar el sueño; escudriño las sombras, y desde las sombras el miedo a... ¡Quedarme ciego! ¿Dejaré de ver mañana el sol? La soledad, como un eco, se pasea entre los muros de mi habitáculo… Pienso en el sol y envidia dan las aves emigrando en un cielo que llora de tristeza. En el aire se mueve la rutina, y en los patios donde juegan los niños; la risa que se escapa entre los muros grises, le devuelve al ocaso de mi ciudad; la belleza.
Ahora, noches de luna, despertar y  descubrir tu cuerpo en la reja de luz de la persiana… Noche lunada, sintiendo los latidos  de un corazón  entregado o rendido.  Sorprendido, sorprender extasiado el enredo del vello de tu a/dorado pubis y en sus hilos de seda la luna brillar en mi saliva... Noches de luna, tembloroso y cautivo;  recorrer dando besos cada palmo de piel. Me imaginaba… Que era  como un caracol  tras la lluvia de abril, y recorría baboseando toda tu anatomía... Y me paraba a oler  el perfume del sexo  y subía olisqueando  tu cuerpo y sentía  el calor de tu sexo  en mi pecho y enterrado en tu cuerpo… Moría.